Tazoniza colegial 2018-2019

Rosas, naranja, algodón y azúcar es la respuesta de un verdadero aficionado al futbol americano cuando se le pregunta ¿qué te recuerda diciembre? Y es que este mes les resulta especial ya que desde el 15 de diciembre hasta el 7 de enero se celebra una maratónica serie de tazones colegiales de la NCAA, conocida coloquialmente, como “la tazoniza”.

Los playoffs y su Final Four
Este año, los cuatro equipos con la mejor clasificación para disputar los playoffs del futbol americano colegial son: Alabama (vigente campeón y rankeado número uno), Clemson (sembrado número dos y campeón del 2016), Notre Dame ( sembrado número 3) y Ohio State (sembrado número 4 y campeón del 2014). Las dos semifinales se jugarán el 29 de diciembre en sedes alternas. El Crimson Tide de Alabama enfrentará a los Sooners de Oklahoma en el Tazón de la Naranja; con la particularidad de que se verán frente a frente dos de los tres candidatos al Trofeo Heisman de este 2018 como Klyer Murray, quarterback de los Sooners y Tua Tagovailoa, pasador del Crimson Tide. En el Tazón del Algodón, los Tigres de Clemson le harán los honores a los Irlandeses Peleadores de Notre Dame. Los dos equipos que resulten triunfadores de ambos cotejos se disputarán el Campeonato Nacional del Futbol Colegial el 7 de enero en el Levi´s Stadium.
 
El controversial sistema de clasificación del futbol colegial
En el futbol americano colegial de la NCAA, tan solo en la División 1, se cuenta con 129 equipos, los cuales, a su vez, compiten en 10 Conferencias. Las de mayor prestigio son cinco: ACC, BIG 10, BIG 12, PAC 12 y SEC; cada una de las Conferencias cuenta, aproximadamente, con entre 10 y 14 conjuntos.
 
En base a este universo de plantillas y conferencias, el futbol americano colegial constantemente era criticado por su controversial sistema de clasificación y sobretodo por ser el único deporte de la NCAA que no contaba con un formato transparente y definido para ungir al campeón de cada año. Por lo cual en 2014 se dio paso al College Football Playoffs, sistema mediante el cual un comité rotatorio de 13 expertos conformado por ex entrenadores, jugadores retirados, ex periodistas y algunos representantes de las cinco grandes conferencias determinan qué equipos son los cuatro mejores para disputar los Playoffs, en eliminación directa, por el Campeonato Nacional.
 
Dichos playoffs o semifinales se alternan anualmente entre los seis tazones principales que son:
  1. Tazón de las Rosas en Pasadena, California
  2. Tazón del Azúcar en Nueva Orleans, Louisiana
  3. Tazón de la Naranja en Miami, Florida
  4. Tazón del Algodón en Arlington, Texas
  5. Tazón Fiesta en Glendale, Arizona
  6. Tazón del Durazno en Atlanta, Georgia
En tanto, el Campeonato Nacional cada año rota su sede, al puro estilo de un Super Bowl; es decir, lo acoge la ciudad que mayor cantidad de derrama económica genere para la NCAA. Con el único candado de que una sede no puede albergar una semifinal y recibir al siguiente año el partido por el campeonato.
 
Kyler Murray, el ganador del Trofeo Heisman que jugará en la MLB
Kyler Murray, en apenas su primera temporada como titular al frente de los Sooners de Oklahoma, ganó el Trofeo Heisman de este año, al establecer números históricos para dicha universidad con 4,800 yardas por aire, 51 touchdowns y el mejor índice de pasador en una campaña en la NCAA con 205.7 puntos.
 
Estas estadísticas lo llevaron a imponerse, con 2,167 votos en la terna final, a los también quarterbacks de Oklahoma, Tua Tagovailoa (1,871) y Dwayne Haskins (783) de Ohio State. El atlético mariscal de campo, de apenas 21 años, contrario a lo que se pudiera imaginar, al concluir su elegibilidad colegial no dará el salto a la NFL, ya que su mirada apunta a cambiar el casco y las hombreras, propios del futbol americano, por el bat y el guante de beisbol. Y es que acaba de firmar un contrato con los Atléticos de Oakland para jugar a partir del 2020 en las Grandes Ligas. Murray es tan bueno dentro del emparrillado como en el diamante, por lo cual unirá su nombre al de destacados ex jugadores de futbol americano como Bo Jackson y Deion Sanders quienes también jugaron en la Mayor League Baseball (MLB).