Platillos Rusos Típicos

La tradición culinaria en Rusia está profundamente marcada por las duras condiciones a las que deben enfrentarse sus habitantes.

La cocina rusa debe su peculiar sabor a sus tradiciones, a los ingredientes disponibles para cocinar y a su posición geográfica, que los obligó a desarrollar técnicas de preservación de los alimentos. Todo esto ha dejado su huella en los platillos tradicionales.
La tradición culinaria en Rusia está profundamente marcada por las duras condiciones a las que deben enfrentarse sus habitantes. Eso hizo que, con el tiempo, los platos se ajustaran a los ingredientes disponibles y a las técnicas para prepararlos y preservarlos durante mucho tiempo en buen estado.
La estufa
El sabor tan especial que tiene la cocina se debe a la estufa tradicional, la cual se ha construido de la misma manera durante siglos. Se trata de un objeto en forma de túnel que parece un fogón; la forma permite que la temperatura interna alcance hasta 200 C. Debido a eso conserva el calor mucho tiempo después de que se ha apagado y eso es una gran ventaja en un sitio en donde las temperaturas son tan bajas. Está diseñada para una gran variedad de técnicas de cocción como hornear, rostizar, hacer estofados y hornear, entre otras cosas.
Las conservas
Hace muchos años, el pueblo ruso se dedicaba a sembrar, a la caza y a la pesca, por lo que, lógicamente, los granos, los hongos, las bayas, las nueces, la miel, la carne, y el pescado eran la parte medular de su dieta. Sin embargo, debido a las fuerte nevadas que los obligaban a permanecer recluidos durante el invierno, era necesario asegurarse de que dichos alimentos se conservaran en buen estado mientras duraban los meses de mal clima. Eso dio pie a que desarrollaran diversas técnicas para alargar la vida útil de los alimentos sin que perdieran sus cualidades nutritivas. Entre ellas, la deshidratación (al sol y en la estufa) y el uso de encurtidos a base de vinagretas para las verduras y mieles para las frutas.
Sus fiestas y tradiciones
Según la fe ortodoxa impuesta por el zar Vladimir I en el año 988, los creyentes debían observar ayunos a lo largo del año en determinadas fechas. Durante los ayunos estaba prohibido comer carne, lácteos y huevos, lo cual dio origen a platos creados a base de lentejas, chícharos y otras legunimosas, así como bebidas elaboradas con bayas, frutas y avena, mismas que se mezclaban con harina de centeno o trigo, así como frutas y nueces cubiertas de azúcar o miel. Todo lo anteriomente mencionado tiene altas cualidades nutritivas por su alto contenido en vitaminas y antoxidantes y, un beneficio inesperado, que son poderosas propiedadas antiinflamatorias.
Verdaderos manjares
Los tres factores de los que ya hemos hablado anteriormente permiten que hoy en día el mundo pueda disfrutar de delicias como las siguientes: Shchi (sopa de col). Su origen se remonta al siglo XI. Sus ingredientes incluyen carne, col agria y otros que dependen de la receta típica de cada familia.
Potaje
Es un plato que no puede faltar en las mesas rusas. se prepara con sémola, avena, trigo, entre otras cosas. Es muy común en el desayuno, especialmente en el de los niños por su altisimo valor nutricional.
Panadería
Los pastelillos rusos se preparan con distintos tipos de masa y llevan distintos rellenos que van desde frutas y quesos hasta carne.
Oliver
Tú la conoces con el nombre de ensalada rusa que, en México, es un acompañante común. La Olivier clásica lleva ingredientes como papas, salchichas, huevo duro, pepinillos, chícharos y eneldo.
Vinagretas, Conservas y Encurtidos
La ensalada vinaigrette nació en el siglo XIX y lleva betabel, papas, frijoles, zanahorias, pepinillos y cebolla. Los encurtidos ofrecen tantas variedades como verduras y vegetales, pues todos toman un agradable sabor después de estar sumergidos en vinagres. Lo mismo ocurre con las frutas, cuya vida se alarga gracias a las propiedades de los azúcares y mieles.