PÁDEL, un desafío a la paciencia

El pádel y el tenis son dos deportes íntimamente relacionados en los que, visualmente, el juego es similar pero el primero requiere de técnicas más estratégicas.

Su creación fue gracias a un empresario aficionado   al tenis, Enrique Corcuera, quien disfrutaba de un  juego por la tarde en su casa, ubicada en las Brisas de Acapulco, en el estado de Guerrero. Ahí mismo le llegó la inspiración para darle darle un giro a ese deporte, modificándolo para poder posicionar al pádel como  hoy los conocemos. ¿Por qué hacer modificaciones? Básicamente, Corcuera sintió la necesidad de hacer el juego más ágil, por lo que retomó la iniciativa de los americanos de crear un perímetro cerrado para evitar que las pelotas salieran de la pista durante el juego.

PEQUEÑOS DETALLES, GRAN DIFERENCIA
En España se añadieron a esta nueva modalidad pequeños detalles, como la integración de más jugadores, lo cual dio pie a la construcción de la primera pista en el Marbella Club. El furor por la nueva disciplina se extendió a otros países latinoamericanos,  a América del norte y Canadá. En 1991, se constituyó en Madrid la Federación Internacional de Pádel, presidida por Julio Alegría Artiach, quién se encargó de organizar un circuito de encuentros internacionales y de idear un reglamento que rigiera los partidos en todo el mundo.
En México, este deporte se profesionalizó mediante la gestión de Alejandro Burrillo Azcárraga, quien impulsó a los jugadores de pádel a fundar la Asociación Mexicana de Pádel, estableciendo de manera oficial las reglas de este deporte en nuestro país. La rápida aceptación que obtuvo atrajo a figuras destacadas del tenis, como el español Manolo Santana, quien comenzó a organizar torneos y a promover el pádel en toda la Costa del Sol (en Málaga, España)  sitio  en  el  que los diversos clubes comenzaron a construir sus pistas.

CARACTERÍSTICAS 
El área de juego consiste en un rectángulo que  mide 10 metros de ancho por 20 de largo. Dicho rectángulo está dividido a la mitad por medio de una red, suspendida por un cable metálico, que se une a unos postes laterales que sujetan dicho cable.
La pista está cerrada en su totalidad por muros de una altura de 3 metros; los laterales tienen una pared con una longitud de 5 metros. Las pistas de pádel tienen un tamaño considerablemente menor que las de tenis, y el elemento de diferenciación más destacado es que están rodeadas de paredes con las que se interactúa durante el juego. La superficie de las pistas pueden ser de materiales sintéticos, césped artificial y hormigón. Además, tienen unas características de iluminación que respetan lo que se indica en el reglamento para facilitar la visibilidad.

PRIMOS HERMANOS
El sistema de puntuación en el pádel y en el tenis es el mismo. Este es posiblemente uno de los aspectos en los que más se comparan éstos dos deportes. Asimismo, las palas de pádel son más pequeñas que las raquetas, pero tienen un peso mayor (a pesar de que también son muy ligeras). Están conformadas por una superficie dura con agujeros, en vez de tener cuerdas, como ocurre con las raquetas de tenis.
Es un deporte fácil de aprender, ya que una vez que se adquieren algunas nociones básicas de las reglas y las técnicas y se comienza a practicar con regularidad, resulta ser una disciplina a la que es sencillo adaptarse. Eso sin mencionar que los beneficios que tiene en el cuerpo son sorprendentes ya que el ejercicio y la actividad física favorecen mucho la agilidad motriz.

ALGUNOS DE NUESTROS JUGADORES FAVORITOS
Todos ellos están ubicados en los mejores lugares del ranking Top del World Padel Tour:

  • Fernando Belastenguín
  • Pablo Lima
  • María José Sánchez Alayeto
  • María Pilar Sánchez Alayeto 

A finales del siglo XIX este deporte fue adaptado para entretener a los pasajeros de los barcos ingleses.