Los Novatos de la NFL 2018

Después de que seleccionan a su nuevo talento, les ofrecen contratos multianuales con la esperanza de que muten en el siguiente jugador franquicia categoría Tom Brady, Von Miller o Julio Jones. Los reclutadores cruzan los dedos para que no terminen con la etiqueta de fiascos nivel JaMarcus Rusell, Trent Richardson o Johnny Manziel.

Para equipos como Cleveland, Indianápolis y Denver, dicha moneda ha caído del lado de la fortuna, al reclutar, respectivamente, a Baker Mayfield, Darius Leonard y Philip Lindsay. Este trío de jóvenes playmakers son serios candidatos al premio de Mejor Novato del Año. Pero más aún en cada pase, tackleada o acarreo que realizan nos otorgan un flashforward al futuro de la NFL. Hasta el momento pareciera que no hay rival que tome el control y apriete el botón de stop a sus increíbles estadísticas acumuladas dentro del emparillado. A continuación te ofrecemos un análisis de cada uno.
 
Darius Leonard, cambió las calles por el ovoide
Estatura: 1.88 metros
Peso: 106 kilos
Universidad: South Carolina State
Edad: 23 años
Posición: linebacker
Equipo: Potros de Indianápolis
 
Darius Leonard, el linebacker de los Potros de Indianápolis es una de las historias de superación más impactantes de la NFL, ya que proviene de una familia de nueve hijos criados por una madre soltera. Debido a esto las carencias en su infancia fueron una constante y tuvo que aprender a sobrevivir en un entorno de pandillerismo que diariamente afecta a cientos de adolecentes de la comunidad de Nichols, en Carolina del Sur. Darius Leonard padeció en carne propia dicha problemática, al grado de que dos de sus hermanos purgan condenas en la cárcel.
 
Afortunadamente, Darius Leonard, quien es graduado de la Estatal de Carolina del Sur, supo labrarse un mejor futuro al ser reclutado en la segunda ronda del draft por los Colts quienes le pagaron 7.24 millones de dólares por cuatro años. Su impacto en la NFL superó cualquier expectativa, volviéndose una fuerza dominante a la defensiva. Gracias a su sobresaliente anticipación y lectura de jugadas ha contabilizado 122 tacleadas combinadas, 6 capturas de mariscal de campo, 4 balones sueltos forzados por 2 recobrados y una intercepción en tan solo 12 juegos como titular.
 
Todos estos números de Pro Bowl han llevado a Darius Leonard (“El Maniático”) a ser el quinto defensivo novato en la historia de la NFL en sumar más de 110 tacleadas y cuatro capturas de quarterback. A Darius Leonard se le augura que termine por adueñarse del premio al mejor defensivo del año, el cual será una irrefutable prueba para los jóvenes de Carolina del Sur de que el deporte es un buen atajo para desviarse del profundo abismo al que conducen la calle y la cárcel.
 
Baker Mayfield, faro de luz en la tempestad de un equipo perdedor
Estatura: 1.85 metros
Peso: 98 kilos
Universidad: Oklahoma
Edad: 23 años
Posición: quarterback
Equipo: Cafés de Cleveland
 
Los Cafés de Cleveland, tras una historia llena de fiascos en primeras selecciones del draft, esta temporada acertaron con la selección de Baker Mayfield, quien prácticamente les ha cambiado la cara. Gracias a su liderazgo, de ser un equipo perdedor, los ha llevado a ser un equipo al menos competitivo. Las pruebas son fehacientes. La campaña anterior los Cafés de Cleveland terminaron con marca de 0 victorias y 16 descalabros, la cual dista mucho de los cuatro triunfos y siete derrotas que llevan esta temporada, donde tres de sus siete tropiezos han sido tan solo por diferencia de tres puntos. Baker Mayfield, ganador del Trofeo Heisman en 2017, acumula 2,639 yardas por aire, 224 pases completos, 18 envíos de anotación, 10 intercepciones para un índice de pasador de 91.1 y un 63.3% de pases completos. Eso le ha ganado el respeto tanto de sus compañeros como de la incondicional afición de “Los Cafés”, quienes le reconocen que, de entrada, ya cuenta con mejores números en una primera temporada que los 26 quarterbacks que lo antecedieron desde 1999. Por ejemplo, sus 18 pases de anotación son superiores a los registros de cualquier QB de la franquicia en las últimas tres temporadas.
 
Asimismo, el funcionamiento de Baker Mayfield dentro de la bolsa de protección cada vez es mejor; en noviembre alcanzó 771 yardas por pase, 9 touchdowns y una efectividad del 73%, por lo cual se adjudicó el título del mejor novato a la ofensiva de noviembre. Lo cual lo convierte en el tercer jugador de los Cafés de Cleveland en ganar dicho gallardete, uniendo su nombre a los de Tim Couch (noviembre 1999) y el tackle ofensivo, Joe Thomas (noviembre, 2007).
 
Phillip Lindsay, desairado por todos en el draft
Estatura: 1.73 metros
Peso: 86 kilos
Universidad: Colorado
Edad: 24 años
Posición: running back
Equipo: Broncos de Denver
 
Como colisionar contra un muro a más de 100 kilómetros de velocidad, así sintió Philip Lindsay no ser seleccionado por ninguno de los 32 equipos en las siete rondas del draft 2018. Desde su hogar, en Colorado, se percató de que para la NFL existían 224 prospectos mejores antes que él o, peor aún, no era nadie ante los cazatalentos, pese a acumular 3,770 yardas por tierra y 1079 vía área con la Universidad de Colorado. Phillip Lindsay transformó la frustración en determinación para no dejar que las criticas en torno a ser demasiado pequeño y liviano para los parámetros profesionales acabaran con su sueño de jugar en la NFL. Por lo cual, en el Pro Day deslumbró a los scouts con su velocidad al cronometrar 4.3 segundos en la prueba de las 40 yardas. Desde su primer partido en la NFL Phillip Lindsay liquidó a los defensivos rivales con su explosividad de piernas y bajo centro de gravedad, que le han permitido, en doce juegos, sumar 937 yardas por tierra en 154 acarreos con ocho anotaciones, mismo número de acarreos de más de 20 yardas y un promedio de yardas por acarreo de 4.9.
 
Su aporte terrestre ha dado mayor dimensión al juego ofensivo de Denver, razón por lo cual los Broncos de Denver, con una marca de 6 ganados y 6 perdidos, aún están en la lucha por un boleto como comodín a la postemporada. A nivel individual, Phillip Lindsay se ubica como el cuarto mejor jugador en yardas terrestres de toda la liga; codeándose en el mismo nivel con corredores como Todd Gurley III, Ezekiel Elliott y Saquon Barkley. De esta forma, el chico, rechazado por los 32 equipos en el draft y que entró a los Broncos de Denver por una rendija a la NFL, se encuentra a tiro de piedra de ganar el Premio al Mejor Novato del Año. Un guión de película.