Los cabos, un paraíso para ir de vacaciones.

Gracias al eclecticismo de sus paisajes que incluyen desiertos, playas y zonas montañosas, el nivel turístico ha incrementado con el paso de los años; además, se ha convertido en el perfecto escenario para espectáculos deportivos y musicales.

Una experiencia enriquecedora

Los cabos, localizados en la península de Baja California Sur, México, son un mágico destino que ha merecido la distinción de ser nombrado uno de los cinco mejores lugares para vacacionar. Gracias al eclecticismo de sus paisajes que incluyen desiertos, playas y zonas montañosas, el nivel turístico ha incrementado con el paso de los años; además, se ha convertido en el perfecto escenario para espectáculos deportivos y musicales.
Sin embargo, los espectáculos no son lo único que hace especial a este mítico lugar. Las experiencias que se viven en cada rincón son ideales para cualquier estilo y gusto. Si tu espíritu es aventurero, Los Cabos te permitirán tener acceso a cualquier actividad que implique todo terreno. Si lo que buscas es un ambiente relajado y lleno de lujos, a donde quiera que mires podrás encontrar diferentes opciones para hospedarte y liberar el estrés de principio a fin. Aquí te esperan desde un resort de lujo hasta boutiques; entre los hoteles podemos mencionar: Solaz Resort Los Cabos, Ventanas al Paraíso, Marquis Los Cabos, Le Blanc Spa Resort Los Cabos, One and Only Palmilla o Grand Velas Los Cabos, por mencionar algunos.

El mar, una atracción irresistible
Admirar paisajes alrededor del mar es una experiencia difícil de describir, por eso te dejamos aquí algunas sugerencias que no puedes dejar pasar.La famosa formación rocosa situada en la punta de la península de Baja California, mejor conocida como “El Arco del fin del mundo”, es el punto en donde el Pacífico se encuentra con el Mar de Cortés, así que allí puedes disfrutar desde un kayak. Es importante mencionar que, debido al cambio climático, cada tres o cuatro años se hace un cúmulo de arena bajo su formación natural que da la impresión de ser una pequeña playa, aunque está prohibido bajar a ella debido al oleaje. Sin embargo, a 100 metros del Arco, puedes visitar las Playas del Amor y la del Divorcio, que se caracterizan por sus nítidas aguas en las que bucear o practicar snorkeling te enamorará. La única diferencia entre ellas es que, evidentemente, como lo dice su nombre, la del divorcio es un entorno más acelerado.
Cabo Pulmo es otro maravilloso deleite para vivir una aventura bajo el mar. Este lugar es el único arrecife vivo en la parte norte de América. Es una reserva protegida, ideal para bucear y snorkelear. Sus límpidas aguas permiten observar a detalle los acantilados, las formaciones rocosas y la vida marina. Tocando el tema de la vida marina, Los Cabos ha sido un lugar fundamental para la reproducción de ballenas. En temporada de avistamiento, la cual inicia el 15 de diciembre y se extiende hasta el 15 de abril de cada año, se pueden admirar ejemplares de ballenas grises, jorobadas e incluso la ballena azul. Estas asombrosas especies marinas llegan desde Alaska para disfrutar del calorcito de Los Cabos para reproducirse, o bien, para dar a luz.
Déjate cautivar por auténticas travesías turísticas y preciados tesoros naturales.


La diversión sigue en tierra
El famoso corredor que divide la localidad en dos grandes oportunidades de entretenimiento. es otra experiencia inigualable. Por un lado, la fiesta interminable en Cabo San Lucas, que es perfecto para divertirse por la noche, con bares ycentros comerciales. Por el otro lado, el tranquilo San José del Cabo, que conserva la quietud y la esencia de un antiguo pueblo mexicano, con sus calles empedradas y restaurantes que te deleitarán con la comida típica del lugar. Por si fuera poco, se trata de un pueblo lleno de galerías de arte y eventos culturales. Además, hay que mencionar que la arquitectura de la época colonial rodea la Parroquia de San José, que data de hace casi 200 años.
En cuanto a la gastronomía existen muchos establecimientos a los que puedes ir a degustar los sabores tradicionales, acompañados de frutos del mar como almejas chocolatadas asadas o tatemadas, tacos de pescado o camarón, marlín ahumado (debes saber que la pesca del marlín en este lugar se ha convertido en todo un deporte). A eso hay que añadir los diferentes guisos preparados con langosta, abulón y camarón por mencionar algunos. En otras palabras, la cocina de esta región mezcla una gran variedad de sabores cuyas combinaciones se pueden apreciar en platillos como la machaca de pescado o de mantarraya, la jaiba rellena o el chilorio de abulón o de calamar.

Respecto a los restaurantes no te pierdas “Manta” del chef Enrique Olvera, dentro del hotel The Cape; “Café des Artistes” de Thierry Blouet en el JW Marriott; “Gastro Bar” de Martín Berasategui en el Paradisus Los Cabos y el comedor contemporáneo “Comal”, perteneciente a Chileno Bay Resort & Residences, cuyo bar regala experiencias culinarias únicas en una atmósfera relajada, con una extraordinaria vista al mar.