Lionel Messi, Un pequeño paso para Leo, un gran paso para la “La pulga”

Para el año 2000 Messi juagaba en la fuerzas juveniles del Barcelona, donde sus habilidades lo llevaron a convertirse en el único jugador que era parte de cinco equipos

Un argentino que es un crack para jugar futbol no es una novedad. La pasión por este deporte en este país lo ha convertido en semillero de grandes estrellas. Sin embargo, lo que hace que Lionel Messi sobresalga entre sus compatriotas y atraiga hordas de hinchas no sólo es su estilo de juego, sus impresionantes logros como goleador ni los codiciados premios que atesora casi sin despeinarse, también admiran su calidad humana como padre, esposo y filántropo. En estas páginas dedicamos el espacio a desmenuzar las múltiples facetas de este gran jugador que es la esperanza de la selección argentina en el mundial Rusia 2018.
Su afición por este deporte no sólo está en su sangre porque nació en un país que es bastión de la pasión futbolera, sino también por el legado de su padre, quien era entrenador del Grandoli, un club rosarino. Leo comenzó a jugar ahí a los cinco años de edad y para cuando cumplió ocho ya estaba en el Newell´s Old Boys, un equipo tan talentoso que en cuatro temporadas perdieron apenas un partido. Eso los hizo ganar el sobrenombre de “La Máquina del 87”; era obvio que Leo estaba en el equipo correcto. Lamentablemente, fue por esa época que se le diagnosticó un problema con la hormona del crecimiento y a pesar de que el panorama parecía desolador, el chico estaba destinado a ser de corta estatura pero de grandeza indudable. Cuando el problema de salud amenazaba con convertirse en un freno, apareció Carles Rexach, el director del FC Barcelona, quien le prometió que la institución pagaría el tratamiento que necesitaba a cambio de que se mudara a vivir a España. Así fue como el astro ingresó a la academia juvenil del Barcelona, popularmente conocida como “la cantera”. Pero las cosas no serían tan sencillas como cualquiera podría creer. “Estaba feliz de vivir en Barcelona y de pasar por nuevas experiencias, pero era duro estar lejos de mi gente. Tuve que hacer nuevos amigos y conocer a mis compañeros de equipo; además, al principio, no pude jugar porque estaba lesionado y por problemas de papeleo. El inicio fue muy difícil”, recuerda el astro.

El salto de la “Pulga”
Para el año 2000 Messi juagaba en la fuerzas juveniles del Barcelona, donde sus habilidades lo llevaron a convertirse en el único jugador que era parte de cinco equipos. Gracias a esto debutó en la liga, en octubre del 2004, en un partido en contra del RCD Espanyol, en el que el Barça ganó 1-0. Un año más tarde, su nombre comenzó a inscribirse en la historia deportiva pues anotó un gol en contra del Albacete, convirtiéndose en el jugador más joven en anotar en un juego de La Liga de Barcelona. Para septiembre del 2005 consiguió por fin la ciudadanía y logró hacer su debut en la Championship League. El partido era en contra del Udinese y aunque Leo entró como sustituto, ese encuentro le permitió crear una portentosa química con Ronaldinho para pasar y recibir el balón. Para la temporada 2006- 2007 ya era titular y lo celebró anotando 14 goles, incluyendo un hat-trick en El Clásico, convirtiéndose en el jugador más joven en haber logrado esta figura.

Comienza la leyenda
El 2009 fue glorioso para Leo. Ganó su primera Copa del Rey y ayudó a que su equipo ganara La Liga y la Champions League, con lo que el Barcelona se convirtió en el primer club español en ganar el trébol. El siguiente año fue el de los hat-trick pues los anotó en partidos contra el CD Tenerife, Valencia CF y Real Zaragoza, lo cual le sumó el mérito de ser el primer jugador del Barcelona en anotar hat-tricks back to back en La Liga. Para la final de La Copa del Rey del 2010, el club se enfrentó a sus archirrivales del Real Madrid y a pesar de que perdió, Messi compartió el honor, junto con Ronaldo, de ser los grandes goleadores del torneo con siete anotaciones. La temporada 2011-2012 quedó marcada con el récord de más goles anotados en una sola temporada en una liga europea con 73 tantos.

Los récords de “La pulga”

  • Enumerar todos sus récords y títulos sería muy largo, por lo tanto aquí enlistamos los más significativos:
  • Único jugador en la historia que ha ganado en una misma temporada el Balón de Oro, el FIFA World Player, el Trofeo Pichichi y la Bota de Oro (2011-12).
  • Más goles oficiales anotados en una misma temporada (club): 73 goles (en 60 partidos) (2011-12) 50 en primera división de España, 14 en la UEFA, 3 en la Copa del Rey, 3 en la Supercopa de España, 1 en la Supercopa de Europa y 2 en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA.
  • Guinness World Record por más goles oficiales anotados en un año natural (club y selección nacional): 91 goles en 69 partidos (2012) con un total de 79 en su club: 59 en Primera Divición de España, 13 en la UEFA, 5 en la Copa del Rey, 2 en la Supercopa de España y 12 en su selección nacional.
  • Más goles oficiales anotados en una misma temporada (club y selección nacional): 82 goles en 69 partidos (2011-12).
  • Más goles oficiales anotados en un mismo año natural (club): 79 goles en 60 partidos (2012).
  • Ganador del Balón de Oro 5 veces: 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015.
  • Máximo ganador de la Bota de Oro: 5 veces: 2010, 2012, 2013, 2017 y 2018.
  • 11 veces podio en el Balón de oro: de 2007 a 2017
  • Ha sido el único jugador en anotar por lo menos un gol, en siete competiciones oficiales en un año natural: 2011 y 2015 (Primera división de España, Copa del Rey, UEFA, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Copa Mundial de Clubes de la FIFA, Eliminatorias del Mundial 2014 y Copa América 2015.

Leo ganó el apodo de “Messidonna” debido a que, tal y como Maradonna hizo en la Copa del Mundo en el 86, en una ocación anotó un gol con las mismas características: corrió 62 metros, burló a seis jugadores rivales, tiró desde una posición similar y luego corrió hacia la bandera de la esquina.

Lo que vale Messi
De acuerdo a la lista 2018 de personas mejor pagadas de todo el mundo que aanualmente publica la revista Forbes el contrato que “La pulga” renegoció con su club alcanzó los 80 millones de dólares al año, incluyendo su sueldo y diversos bonos, lo cual lo convirtio en el mejor pagado por su trabajo. En el listado de Forbes The World´s Highest-Paid Athetes 2018 Leo aparece en el número 2 y en el Celebrity 100 en la posición 14. A este ingreso como futbolista hay que sumar lo que gana por numerosos patrocinios:

  • Adidas: el contrato con esta marca deportiva es de por vida y estipula un pago de 10 milones de dólares anuales, así que con esto, Lio tiene su futuro más que asegurado.
  • Huawei: Messi es embajador de esta empresa de telecomunicaciones desde 2016; se dice que el trato ascendió a 6 millones de dólares.
  • Ooredoo: Esta empresa de telecomunicaciones cuyos headquartes están en Catar, firmó contrato con el astro en el 2013 para ser la imagen de su campaña “Enjoy the Internet”
  • Lay´s: Estas famosas botanas usan su imagen en sus anuncios globales en los países en donde se vende el producto, lo cual incluye la India.
  • MasterCard: Lio y Neymar Jr. Son la imagen en la campaña de esta empresa financiera que lucha contra el hambre infantil en el mundo.

A lo de arriba mencionado, hay que sumar Gatorade. Expo 2020 Dubai UAE, Pepsi, Hawkers. Mengniu Group (una empresa de productos lácteos), Sirin Labs (una startup israelí), todo lo cual se estima que suma más de 24 millones de dólares al año.

Los amores de su vida
Además de sus padres, Jorge y Celia y de sus hermanos, el corazón de Lionel Messi pertenece a su esposa, Antonela y a los hijos que han procreado con ella. A pesar de que las mujeres son una constante en la vida de los jugadores exitosos, a Leo sólo le interesaba la chica de la que se enamoró desde que jugaba con ella cuando tenía 9 años de edad. Anntonela es prima de uno de los compañeros de Messi en Newell´s, así que los tres pequeños se divertían jugando a orillas del río Paraná en donde nació el mor del crack por ella. Y aunque, con el tiempo, sus vidad tomaron rumbos distintos cuando la familia de Messi se mudó a Barcelona para que el chico una oprtunidad, un desafortunado incidente, la muerte de una amiga de Antonela, los reunió de nuevo para ya no volver a separarce jamás.

Por lo menos, no emocionalmente porque durante una larga temporada, Leo hacía el esfuerzo de viajar a Argentina tan a menudo como le era posible para visitarla; ambos acordaron mantener su relación en el más hermético secreto para evitar la intromisión mediática. La pareja esperó pacientemente hasta que, por fin, en 2010, Antonela viajó a Barcelona para instalarse en casa de Leo, lo cual confirmó la relación de manera oficial ante la prensa. En 2012 ella estaba embarazada de su primer hijo, Thiago y la pareja por fin contrajo matrimonio en el 2017, justo dos años después del nacimiento de su segundo hijo, Mateo.