Las mascotas de la NBA

Ellas, más que un valor agregado, son un el condimento divertido… la sal y la pimienta del espectáculo.

Las mascotas de la NBA tienen un papel preponderante, ya que, literalmente, hacen lo imposible por mantener entretenido al aficionado. Bailan, hacen malabares y acrobacias, se juegan la vida en increíbles saltos y realizan bromas un tanto subidas de tono con los adultos pero, principalmente, se desviven por mantener intacta la imaginación de los niños a través de trabajos de beneficencia social. En SetPoint recapitulamos a las mascotas más populares de la NBA que por décadas han entretenido a generaciones enteras.
 
Benny The Bull (Toros de Chicago). Es la mascota de mayor popularidad y antigüedad en la NBA, la cual surgió en 1969 por iniciativa del entonces gerente general, Pat Williams, como una medida para impulsar la asistencia de aficionados a los partidos de los Bulls. El mote de “Benny” fue en honor a Ben Bentley, quien fuera el primer gerente de relaciones públicas del equipo de Chicago.
Benny The Bull ha rediseñado su imagen varias veces, la más reciente fue en 2004, por lo que ahora luce una anatomía más estilizada que la de sus antecesores. Esto tuvo la finalidad de concientizar a la gente de la importancia de cuidar su alimentación y ejercitarse.
Eso sí, la pulida imagen de Benny The Bull desentona con su actitud desenfadada, pues son bien conocidos sus irreverentes bailes, el desparpajo con el cual “conquista” a las aficionadas, o su desfachatez para derramar inmensas bolsas de palomitas en las gradas. La United Arena fue testigo del inolvidable momento cuando bailó “Single Ladies” delante del propio Jay-Z, pero pequeño detalle: Benny The Bull no cuenta con la curvilínea figura de Beyoncé, por lo cual no logró atraer al rapero afroamericano. Comportamientos de esta índole lo llevaron a ser distinguido por la revista Forbes en 2003 como la mascota más popular de todos los deportes.
 
Rocky (Denver Nuggets). Rocky también conocido con el mote de “Mr Prime Time” es un puma, el único en la liga, que nació en 1990. Su elocuente personalidad y simpatía con los aficionados lo han hecho ganar, desde el 2001, tres veces el premio a la mejor mascota deportiva en Estados Unidos. Rocky se distingue por hacer de toda circunstancia un momento idóneo para las bromas, como en el Día de San Valentín de este año, en el cual, tratando de flechar a una aficionada, a quien le era un tanto indiferente, fue regalándole osos de peluche que iban escalando en tamaño, no quedando conforme hasta cubrirla por completo con uno de dimensiones gigantescas. Tan cómico video superó los 600 mil likes en Instagram en cuestión de horas.
 
Clutch “The rocket bear” ( Houston Rockets). Clutch “The rocket bear” es la mascota tierna de la NBA, cuyo inocente rostro derrite hasta al aficionado más recio pues con un aire, al estilo del osito Teddy, goza de gran popularidad con el público infantil y juvenil. ¡Pero cuidado! No se dejen llevar por su apariencia, ya que Clutch “The rocket bear” gusta de aprovechar la más mínima oportunidad para embarrarle a los aficionados sus famosas tartas de manzana y tú podrías ser el próximo en su lista de víctimas. Desde su creación, en 1995, se ha vuelto un emblema de los Rockets de Houston, lo cual lo llevó, incluso, a ganar en el 2003, el premio a la mejor mascota del año.
 
Go The Gorilla ( Phoenix Suns). Desde hace 29 años, Go The Gorilla dejó la selva para volverse el encargado de entretener a los aficionados de los Suns de Phoenix, quienes lo adoran y siempre se toman fotografías con él. Dentro de todas las mascotas de la NBA destaca por su espíritu irreverente, al salir a los partidos con cartulinas que tienen consignas en contra del equipo rival. Go The Gorilla ganó el premio a la mejor mascota del año en 2004 y fue el primero en ser incluído en el salón de la fama para mascotas en 2005. También es conocido por su capacidad atlética para lograr las clavadas más espectaculares en el entretiempo de cada partido de los Suns de Phoenix.
 
Coyote (Spurs de San Antonio). Surge en 1983 y desde hace 35 años nunca ha faltado a un partido de los Spurs de San Antonio, volviéndose una de las mascotas más reconocidas en Texas y en toda la liga. Coyote siempre se ha distinguido por su originalidad en cada uno de su shows, lleno de risas y travesuras con los aficionados, tanto, que en momentos pareciera que su actuación fue extraída de un capítulo de la popular serie animada “El coyote y el correcaminos”. Afortunadamente, este coyote tiene mejor suerte que el de la caricatura de Warner pues es una especie de amuleto para el equipo, ya que desde su creación San Antonio ha obtenido sus cinco campeonatos NBA. Coyote nunca pasará desapercibido, debido a sus peculiares ojos verdes hinchados, que parecieran producto de un viaje… mejor lo dejamos así, juzguen por ustedes mismos.
 
Stuff ( Orlando Magic). La magia de Orlando lleva más de un lustro sin contar con una plantilla competitiva, pero siguen figurando en los titulares deportivos gracias a la fantasía y diversión de su mascota Stuff, una especie de dragón mágico que en los dos últimos años ha ganado el premio a la mejor mascota de todos los deportes en USA. Su diseño multicolor hace de Stuff la mascota predilecta entre los niños, a quienes les retribuye el cariño con variados regalos. Asimismo, los impresiona y divierte con sus piruetas de atletismo y sus travesuras. Este dragón mágico es todo un socialité, ya que lo mismo aparece en reportajes de Sport Center, que en programas de alta audiencia en Estados Unidos como “The Tonight Show”, o bien, en actos de beneficencia social en la comunidad del estado de Florida.
 
Hugo “La avispa”. Desde 1988 es la mascota oficial de Los Charlotte Hornets, y junto con Benny The Bull, son las más reconocidas de la NBA. Hugo “La avispa” se ha ganado a pulso este sitio gracias su multifacética personalidad: lo mismo puede entretener al público volando, que bailando o conduciendo motos, pero lo que mejor hace es mofarse de todo aficionado que se cruce en su camino. Pese a que el bullying hoy está mal visto, a esta avispa se le perdona todo, ya que su diseño y manejo de colores lo hacen sumamente agradable y tierno. Hugo, cuyo nombre causa empatía con el público latinoamericano, sólo respeta la autoridad de Michael Jordan, quien es el actual dueño de Los Hornets de Charlotte y que está considerado como el mejor basquetbolista de toda la historia.