La piedad en el arte

La Semana Santa es una ocasión idónea para echarle un vistazo a algunas obras que ha inspirado este pasaje bíblico. Todas llevan el mismo nombre.

Artista: Tiziano  
Dato curioso: Fue el último cuadro de este pintor y la intención era que sirviera para adornar su tumba. Puedes verlo en la Galería de la Academia de Venecia.
  
Artista: Van Dyck, Antonio
Dato curioso: Van Dyck pintó este cuadro en una etapa en la que estaba fuertemente influido por Rubens. El cuadro es parte de la colección de Museo del Prado, en Madrid.
 
Artista: Crespi Daniele
Dato curioso: La obra sobrevivió a un incendio en uno de los palacios del rey Felipe V, en 1734, y después se integró a la colección del Museo del Prado, donde permanece hasta la fecha. Se dice que fue fuente de inspiración para otros pintores españoles, como José de Ribera, quienes la copiaron o hicieron sus propias versiones

 
Artista: Francisco de Goya y Lucientes
Dato curioso: Durante muchos años se creyó que el cuadro era obra de Francisco Bayeu, quien era cuñado de Goya. Sin embargo, en el 2010, diversos estudios del experto Arturo Ansón Navarro han llegado a la conclusión de que Goya lo pintó en su juventud. La obra pertenece a una colección privada.
 
Artista: El Greco
Dato curioso: El Greco tenía poco tiempo de haber llegado Roma cuando se puso a trabajar en esta pintura, que muestra una clara influencia de Miguel Ángel. El cuadro está en el Museo de Arte, en Filadelfia.
 
Artista: Vincent Van Gogh
Dato curioso: Es una de las versiones más modernas de este doloroso pasaje. A pesar de que Van Gogh en algún momento quiso seguir los pasos de su padre, quien era un pastor calvinista, dedicó un solo cuadro a este tema. Se dice que su amigo Gaugin también pintó una versión de Cristo muerto, que no le gustó nada a Van Gogh, por lo que le reclamó diciéndole: “Nuestro deber es pensar, no soñar”.