La equinoterapia

Aquí descubrirás en qué consiste y quienes pueden mejorar su salud mediante esta alternativa.

La equinoterapia se basa en la interacción con caballos como una herramienta que le permite a los pacientes entender su mundo personal y crecer emocionalmente. El vínculo que se genera entre el animal y la persona es un factor primordial para ayudar al segundo a sanar su mente. Este tratamiento terapéutico incluye actividades como cepillar, cuidar, alimentar y montar el caballo, siempre bajo la supervisión de un terapeuta entrenado, quien alternará las tareas de la mejor manera para lograr su objetivo curativo.

El tratamiento


Mientras el paciente trabaja, el terapeuta está a su lado para asistirlo para procesar sus sentimientos, comportamientos y patrones. De este modo, con el tiempo, el paciente adquiere las herramientas emocionales que necesita para comportarse de manera responsable y asertiva; asimismo aprende a practicar el autocontrol y mejora notablemente su autoestima. Quizá te estés preguntado si la terapia funcionaría igual si se tratara de otros animales; y la respuesta es que no es así. La razón por la que los terapeutas eligen trabajar con caballos es que estos animales requieren de muchos cuidados y además tienen otras características que resultan muy efectivas: 

  • Mientras el paciente atiende al caballo se olvida de sus propios asuntos porque necesita concentrarse en dicha tarea. 
  • Como los caballos son grandes y fuertes, la persona debe enfrentar el miedo de acercarse e interactuar con ellos.
  • Los caballos son capaces de captar y reflejar las emociones de las personas que los atienden: si perciben emociones negativas, responden de la misma manera. Esto permite que el paciente se dé cuenta de que su comportamiento personal afecta a quienes le rodean y aprende a modificarlo porque sólo de esta manera logrará trabajar con el animal.
  • Por último, los caballos interactúan con quienes los rodean de diversas formas: a veces son tercos, juguetones y otras más, muerden y empujan. Enfrentar este comportamiento es una efectiva manera de que el paciente analice las dinámicas familiares y el modo en el que él influye en éstas.

¿En qué casos se indica la equinoterapia?

La equinoterapia puede ayudar a tratar a niños, adolescentes y adultos que padezcan enfermedades emocionales y mentales, ya sea crónicas o curables, adquiridas o congénitas. Estos son algunos ejemplos en los que ha demostrado su eficacia:

Depresión
Ansiedad
Desórdenes alimenticios
Trastorno por Déficit de Atención (TDA) con o sin hiperactividad
Estrés post-traumático (víctimas de secuestros u otras situaciones altamente estresantes)
Autismo
Adicciones
Esclerosis múltiple
Personas con capacidades distintas (parálisis cerebral, ceguera, sordera, daño cerebral, entre muchas otras)

Dónde buscar ayuda

En México existen diversas organizaciones que brindan este servicio. Estos son algunos sitios que puedes consultar para saber si esta terapia puede ayudarte a ti o a un ser querido.
CEMAAC (Centro de Equinoterapia México-Alemana A.C.) cemaac.com.mx
Gran Amigo Equinoterapia
granamigo.org