Javier López Casarín

Pero también cree firmemente que la aspiración fundamental de cualquier sociedad es alcanzar mejores niveles de vida.

¿Pero qué es lo que determina el desarrollo y cómo se puede lograr?
Eso es algo que Javier López Casarín responde en su libro “Innovación: una actitud” y en esta entrevista exclusiva para SetPoint, nos comenta algunos de los puntos de vista que se encuentran en ese texto.
Por América Torres Foto cortesía de Javier López Casarín
 
¿En qué momento te diste cuenta de que la creatividad también se puede aplicar a los negocios?
Al analizar la economía del país y notar cuáles sectores crecían y cuáles se comprimían. Por el lado de la oferta educativa, normalmente, nos encarrilan hacia las mismas carreras de siempre: doctor, abogado, ingeniero, arquitecto y eso evita que se abra el panorama de todas las otras carreras que se pueden hacer. Y al haber otras carreras, significa que hay otras empresas y otros negocios. Empecé a ver que el porcentaje de estudiantes que salían de una carrera y se dedicaban a otra era de un 60% y eso indica que algo estamos haciendo mal. En este país ser “lic.” implica un estatus, así que al conformarse con ser “lic.” no se aspira a ser una persona con capacidades laborales.
 
Al trasladar eso a las empresas se ve que arrastran un comportamiento heredado y no se arriesgan a explorar y a invertir en ellas mismas. Pocas tienen contemplado tener un área de desarrollo. Así que tenemos una manera de hacer negocios muy básica y conservadora.
Eso significa que las empresas están perdiendo de vista un aspecto importante que es inyectar la creatividad y la innovación al hacer negocios. Así es como empiezas a darte cuenta de que las empresas que entienden a su consumidor y que invierten en sus productos crecen de una manera más rápida.
 
¿Cuáles son los obstáculos que has encontrado al
implementar las nuevas tecnologías en tus clientes?
Uno debe estar en un continuo aprendizaje y eso implica darse cuenta de que las nuevas tecnologías pueden acelerar los procesos y mejorarlos. Es preciso tener una mentalidad de adaptarse al cambio y comprender que el mercado de hoy es mucho más competitivo. Por otra parte, las empresas tradicionales tienen el concepto de poseer, pero las nuevas generaciones no hablan de eso. Así que las empresas de esta nueva generación cuando arrancan no necesitan una oficina, les basta un espacio para trabajar que, incluso, puede ser un cibercafé; no necesitan una infraestructura. Por lo tanto, este tipo de empresas son mucho más rentables desde el principio.

 
¿Cuál de los trabajos que has hecho te ha dejado mayor satisfacción?
No creo que solo haya uno. Somos un grupo que constantemente nos exigimos algo mejor, en el momento en que logramos una meta ya estamos trabajando en algo más. Estamos acostumbrados a mirar a largo plazo y vamos generando proyectos constantemente. Hay ocasiones en las que generamos una idea, la traducimos en un proyecto para ver si es factible implementarla y si sentimos que todavía no es momento, la guardamos. Así que hemos creado proyectos con ideas de hace cinco años, por ejemplo. La mayor satisfacción que tengo es ir encontrando un equipo de colaboradores que no estamos contentos con estar en un punto de conformismo, sino que nos estamos moviendo constantemente.
 
 
“La creatividad se suele asociar con profesiones relacionadas con diseño, con colores o con muebles, pero es algo que tiene que ver con cualquier carrera y con cualquier persona”. Javier López Casarín
 
 
¿Cuál es tu definición personal de obstáculo?
Una situación que te va a obligar a prepararte mejor para sortear ese reto. Yo veo un obstáculo como un reto, no es una pared, ni algo que no se pueda cruzar. Al contrario, te lleva a entender que los caminos con obstáculos son más divertidos y que la vida y los negocios están llenos de ellos. Habrá intentos en los que no se pueda brincar y quizá sea necesario dar tres pasos hacia atrás y analizar lo que sucedió para volverlo a intentar.

 
¿Cuál crees que es el balance ideal entre el talento humano y la tecnología?
Es hacia donde vamos. Ya hay conceptos en los que el cuerpo humano va a poder tener incrustaciones tecnológicas, sobre todo en la memoria. No podemos hacer a un lado el talento, que es un tema en el que hay discrepancia porque hay quien dice que se nace con él y hay quien opina que se forma a base de disciplina y dedicación. Sin embargo, el vínculo con la tecnología es fundamental, hay que entender que un avión, una nave espacial o un auto que se manejan solos necesitan del talento humano. A fin de cuentas, la tecnología es creación del talento humano; para mí una va de la mano de la otra.
 
Los tips de Javier López Casarín para mantenerse creativo
 
Ser disciplinado
Querer lo que haces
Estar dedicado totalmente a ello
Empaparte de lo que te gusta
Saber lo que pasa en el mundo
Estar enterado de lo que pasa en tu entorno y en tu empresa
Nunca dejar de aprender
Tener curiosidad e incentivarla
Saber pensar
Saber hacer las preguntas correctas
Mantenerse saludable para que la mente no se nuble
 
¿Cómo nace la Fundación Reinventando a México?
Cuando una de las áreas de las empresas que conforman el grupo, que se dedica a estudiar las políticas públicas sociales, empezó a hacer estudios, por ahí del 99, acerca de cómo funcionaba el sistema de salud en el país. Empezamos a trabajar con la Cruz Roja para entender cuántas ambulancias había y cómo se atendía a las personas. Así nos dimos cuenta de que si no estabas afiliado a una institución, las posibilidades de que te recogiera una ambulancia en tu casa eran mínimas. La Cruz Roja estaba diseñada para atender los accidentes que pasaban en la calle y a partir de ahí se da una cadena que tiene que ver con la seguridad social y el bienestar de las personas. Eso deja al descubierto la vulnerabilidad de las personas y de la sociedad y lo que va más allá es un tema más grave: como sociedad, no nos hemos ocupado de desarrollar la cultura de preocuparnos por los demás.
Así que nos abocamos a hacer diferentes proyectos para la iniciativa privada y para el gobierno y nos percatamos de que siempre faltaba un pedacito más qué lograr y que costaba trabajo. Encontramos que el mecanismo idóneo para lograrlo era a través de la Fundación. Ha ido creciendo y se ha dio fortaleciendo, tenemos claro el fin y eso nos ayuda a ser perseverantes.
 
 
Aportaciones de la Fundación Reinventando a México
 
  • Área editorial: se encarga de traducir libros que no están en español y genera contenido para difundirlo entre diferentes públicos objetivos (secretarías de desarrollo económico, secretarías de desarrollo social). Recientemente la Fundación publicó el libro “Innovación: una Actitud” de la autoría de Javier López Casarín.
 
  • Área de eventos: su función es organizar eventos que le den presencia internacional a México. Este año tienen tres eventos importantes: “What Design Can Do Mexico City” (cómo abordar al diseño como concepto), “6 Degrees” (dedicado a temas sociales como inclusión, igualdad de género, combate al racismo) y “Common Action Forum” (políticas económicas exitosas alrededor del mundo).
 
  • El premio a la Innovación: Se trata de un premio que reconoce el trabajo y los esfuerzos de la sociedad por sus aportaciones. Eso les permite que haya participantes de todas las edades y de todo tipo: desde proyectos para combatir la corrupción, hasta una app que ayuda a localizar a las personas atrapadas por los sismos. Los ganadores reciben un apoyo económico, además, la Fundación les brinda acompañamiento legal para patentar su trabajo hasta que lo puedan llevar a cabo.
 
 
 

Fundación Reinventando a México
www.61913.org

Twitter @lopezcasarinj
Facebook/javierlopezcasarin