Hoteles recónditos

Huilo Huilo y The Brando son hoteles ideales para desconectarse porque se ubican en lugares recónditos: Huilo Huilo está en el corazón de la Patagonia chilena. The Brando en la isla de Tetiaroa cerca de Thahití. Maravpíllate con su belleza natural.


Huilo Huilo, Hotel Montaña Mágica
El Hotel Montaña Mágica se ubica dentro de la reserva biológica de Huilo Huilo, en la XV región de los Ríos de Chile, con territorio dentro de las comunas de Panguipulli y Futrono. Accesar a ella requiere de una cierta logística, porque está justo en el corazón de la selva Patagónica pero el esfuerzo vale la pena. La reserva tiene el compromiso de conservar al patrimonio natural local, por lo que han abierto al público diferentes opciones de turismo sustentable. Los aromas, los colores y la naturaleza que rodean este sitio son de una belleza inigualable.
Este paraíso permite que los seres humanos convivan respetuosamente con los animales que habitan la selva. Baste con decir que se han contabilizado hasta 81 especies distintas de aves, incluyendo algunas endémicas, como el chucao que sólo existe en este lugar. Asimismo, aquí habita el carpintero negro, que el más grande de los tres tipo de carpinteros que viven en Chile. También es posible ver al pudú, un ciervo, así como pumas, gatos monteses y güiñas o kod-kods, que son gatos silvestres; tanto éstos como el pudú, ostentan el título de los más pequeños de su especie que habitan el mundo.
El Hotel Montaña Mágica de Huilo Huilo tiene como escenario un volcán y una hermosa cascada que brota majestuosa. El servicio se basa en el concepto de turismo sustentable, por lo que cada cabaña cuenta con ducha de pie y algunas con tina, aperitivos de bienvenida, actividades, acceso al spa y wifi en áreas comunes, pero no tiene este servicio en las habitaciones, ni hay TV para que la desconexión sea total. huilohuilo.com
 


The Brando


The Brando permite disfrutar de unas unas vacaciones con gran estilo, pues para eso, nada como disponer de una isla privada. Este lugar, localizado en el atolón de Tetiaroa, en la Polinesia francesa, fue propiedad del actor Marlon Brando, de ahí su nombre, y actualmente es un lujoso resort.
Marlon conoció el lugar mientras filmaba la película “Motín a bordo” que está basada en la rebelión real de la tripulación del “Bounty”, un barco que estaba al mando del malvado capitán Bligh, cuyos malos tratos hacia los oficiales y marineros provocan que el oficial Fletcher Christian comande un motín, lanzando a Bligh del barco. Como según las leyes inglesas de la época eso se castigaba con la muerte, los marineros se refugian en Tetiaroa con la idea de no regresar a su país. Cuando Brando conoció el sitio quedó enamorado y decidió comprarlo para disfrutar de su embriagadora belleza. Pero este atolón ostenta además siglos de historia pues fue la residencia de verano de la realeza de Thaití. Allí los jóvenes regentes realizaban competencias de arquería, mientras las princesas descansaban cómodamente bajo frondosas palmeras.


Para llegar a The Brando es preciso abordar un vuelo privado de 20 minutos desde Tahití y los únicos seres que deambulan por la isla son los empleados del hotel, los huéspedes que se alojan en alguna de las 35 villas que lo conforman y los investigadores que habitan la estación de investigación científica, pues la misión del sitio es preservar el hábitat y sus especies. Cada una de las villas cuenta con un comedor y un área privada de playa, cocina, wifi y acceso a miles de películas. Asimismo, The Brando ofrece room service las 24 horas, spa, excursiones y acceso a bicicletas, canoas, kayaks y paddle boards que los huéspedes pueden usar para visitar las islas vecinas. Sin duda este lugar es el mejor sincretismo de avances tecnológicos con comunión con la naturaleza. thebrando.com