Carsten Höller en el Museo Tamayo

Para Carsten Höller, las instalaciones son un vehículo que abren la posibilidad de tener experiencias que favorezcan la autoinstrospección.

Carsten Höller llenará de luces, colores, texturas, sombras y relieves el Museo Tamayo del 29 de marzo al 7 de julio. Es una oportunidad única de ver de cerca su trabajo, así que vale la pena que te des una vuelta para entrar en este sui generis mundo alterno por un momento.



Para Carsten Höller, las instalaciones que él hace, en las que permite que el público interactúe con ellas de diferentes maneras, son un vehículo que abren la posibilidad de tener experiencias que favorezcan la autoinstrospección. Carsten Höller nació en Bruselas, Bégica en 1961 (de padres alemanes) y sus obras reflejan su formación científica, ya que tiene un doctorado en biología. Su profusa obra ha viajado por los museos más prestigiados, en donde los asistentes han podido quedarse maravillados por la gran variedad de estímulos sensoriales que abunda en cada una, aun en las más “sencillas”. De hecho, su sello es que, al contrario de lo que sucede en la mayor parte de las exhibiciones de arte, en las que está prohibido tocar las obras, la interacción entre los objetos y los espectadores es una parte imprescindible para que la experiencia sea completa.


Las dimensiones de sus instalaciones son casi siempre muy grandes y tienen funciones sorprendentes, como “Flying Machine” (1996) en donde el público quedaba sujeto a un arnés que les permitía volar por el aire. Pero sin duda una de las que más dio de qué hablar fue “Revolving Hotel Room”, que se instaló en en Museo Guggenheim, en Nueva York, la cual era un hotel totalmente funcional que operaba por las noches. Su trabajo es así de impredecible. Así de inesperado. Por eso, saber que este Carsten Höller traerá al Museo Tamayo, en la ciudad de México algunas de sus famosas instalaciones ha creado una gran expectativa, pues las obras que vendrán han formado parte de importantes exposiciones alrededor del mundo.


Exhibiciones más sorprendentes
“One Day One Day”, Färgfabriken, Estocolomo (2003)
Dos exhibiciones construidas en el mismo sitio, ocultas una de la otra y que cambiaban todos los días para que una diera paso a la otra. Eso requirió una logística que incluyó dos invitaciones de prensa, dos inauguraciones e incluso un sitio web distinto para cada una.
“Carrousel”, Kunsthaus Bregenz, Austria (2008)
La instalación era un carrusel con asientos de dos plazas, lleno de luces, que se daba vueltas con una desesperante lentitud.
“Double Slide”, Museum of Contemporary Art, Zagreb (2009)
Dos resbaladillas tubulares de policarbonato transparente, que se interconectaban a una gran altura y estaban llenas de luces.
“Test Site”, Tate Modern, London (2006)
Más resbaladillas que son un doble espectáculo: lo que experimenta quien se desliza por ellas y lo que experimenta quien observa a los demás experimentarlo. Para Carten Höller deslizarse es una de las mejores sensaciones que puede haber.


¿Dónde?
Museo Tamayo
Av. Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, primera sección.

Horario
10:00 a 18:00 hrs.

Fechas
Del 29 de marzo al 7 de julio de 2019