Alexa Moreno, desafiando la gravedad

En el 2018 participó en el Mundial de Gimnasia Artística en Catar, en donde obtuvo medalla de bronce en la modalidad de salto de caballo

En esta prueba obtuvo una puntuación de 14,600 en su primera ejecución y de 14,416 en la segunda, lo que le dio un promedio de 14, 508. De este modo se convirtió en la primera mujer mexicana en obtener un lugar en el podio de esta competencia. En esta entrevista exclusiva para SetPoint nos habla de cómo ve el panorama de cara los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. También hablamos con ella acerca del éxito porque si de algo sabes esta chica es de lograr sus metas.


Ahorita el gobierno está dándole impulso al béisbol y lo van a incluir en las actividades de las escuelas primarias. ¿Crees que sería buena idea que la gimnasia también recibiera ese impulso, sobre todo, si tomamos en cuenta que la infancia es una etapa en donde desarrollamos habilidades motrices?
Creo que sería bastante interesante, tengo entendido que se hace en algunos países. Personalmente creo que la gimnasia es un excelente deporte de iniciación porque ayuda a desarrollar habilidades como fuerza, equilibrio, agilidad y de ahí se podría partir para practicar muchos otros deportes. Sé que la gimnasia no es sencilla y en México apenas están en fase de desarrollo, pero creo que sería una buena alternativa.

¿Qué tan complicado es para una atleta que se difundan sus logros, especialmente en un país en donde el futbol acapara la atención de los medios y los presupuestos?
Definitivamente no es sencillo. El futbol es un deporte emblemático y tener esa misma difusión para otro deporte como clavados, gimnasia o esgrima es complicado por la cultura que tenemos. Pero ojalá que eso vaya cambiando, poco a poco, para que podamos ver más variedad de disciplinas en los medios.

Actualmente estudias la carrera de arquitectura, ¿nos puedes contar cómo te enamoraste de esta carrera?
Empecé a estudiar arquitectura porque me gustaba el dibujo y las matemáticas. Pero también me gusta la parte del diseño, de idear los espacios, de darles una forma según un concepto a las diferentes construcciones arquitectónicas. Me inspira ver que un espacio es artístico, pero al mismo tiempo representa lo que se lleva a cabo dentro de él y lo que el arquitecto quiere transmitir.

¿La arquitectura sería para ti una carrera de apoyo? ¿Qué tan posible es vivir de la gimnasia en México?
¡Es muy complicado! La gimnasia en sí no da mucho dinero en realidad. Apenas está en desarrollo y no es una carrera barata y tampoco es como para poner un gimnasio, pero creo que hay formas. Definitivamente sí hay maneras, pero no es fácil vivir del deporte y menos de ser entrenadora nada más.


Antes de todas las medallas y de los logros con los que has llenado de orgullo a México, hay mucho trabajo, ¿qué nos puedes compartir acerca de lo que incluyen tus entrenamientos?
Actualmente, estoy entrenando en dos sesiones: tres horas en la mañana y de tres y media a cuatro en la tarde. Hago acondicionamiento físico y fortalecimiento; luego hay que trabajar la parte técnica, la elasticidad y las acrobacias. Trabajo aparatos todos los días más lo que mi entrenador me indique.

En las últimas décadas, los logros más importantes del deporte nacional los han traído las mujeres, ¿qué crees que hay en el ADN de las mexicanas que las hace sobresalir, no sólo en cualquier área, sino también en el deporte?
No estoy segura de qué es lo que tengan. Me he dado cuenta de que las personas a las que he visto sobresalir, especialmente a las de alto nivel, tienen un carácter fuerte, un espíritu de lucha y son personas con mucha determinación que están dispuestas a perseverar ante todo.

Eres una atleta que se caracteriza porque le ha tocado navegar contra corriente y te ha sido muy difícil alcanzar lo que has logrado. ¿Cuál es el obstáculo más grande que has tenido que sortear para llegar a donde estás?
Las lesiones son de lo más complicado. Para salir de una lesión fuerte es necesario tener mucha paciencia porque quita tiempo, hay que cuidarse e ir fortaleciéndose psicológicamente.

¿Cómo lidias con la parte psicológica, que es una de los elementos más importantes para un atleta?
Sí, es algo muy importante, se necesita del apoyo de la familia, de los entrenadores y de los compañeros. Y además hay psicólogos del deporte especializados en eso, que saben hacer su trabajo.


¿Clasificar para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 será el salto de 10 en tu carrera?
Es el paso que quiero dar para lograr algo más. No se trata solo de ganar la clasificación sino de competir y estar satisfecha con mi desempeño. Quiero ejecutar la rutina lo mejor que puedo y decir “ok, hice todo lo que está en mí”.

Eres de Mexicali, provienes del norte del país, que es una región que tiene fama de que su gente es productiva y muy trabajadora. ¿Qué tanto has implementado esos valores en tu desarrollo como atleta?Todo lo que he aprendido y mis valores son parte de mí, pero no pienso que eso tenga que ver con que soy del norte. Aprendí mucho de mis papás y de diferentes circunstancias, no solamente del deporte, por ejemplo, del movimiento scout. La perseverancia y saber que siempre se puede hacer algo más es algo que traigo en la sangre por parte de mi mamá.

“Creo que cada una de las cosas de mi vida ha dado algo y eso es lo que me ha llevado a ser lo que soy”.


 ¿Qué rol tiene la visualización en un deporte como la gimnasia?
Creo que es muy importante, de hecho, los psicólogos del deporte también lo dicen. La utilizo antes de cada rutina porque tienes que verte a ti misma haciendo lo que quieres presentar. Ayuda bastante a enfocarte en los detalles y a recordar lo que tienes que hacer.


La gimnasia es un deporte en el que, al momento de competir estás sola, pero en realidad tienes detrás de ti a mucha gente. ¿Qué nos puedes decir del equipo que te apoya?
Siempre he tenido mucho apoyo de parte de mi familia. Además, he tenido muchos entrenadores y cada uno me ha dejado algo y me ha enseñado algo diferente. Por la parte académica, he estado en escuelas que me han dado facilidades y eso me ha permitido seguir estudiando y entrenando. Mis compañeros también han sido importantes porque no es fácil entrenar sola y si tienes a alguien que esté contigo te ayuda a liberar la carga. Por otra parte, también he contado con las instituciones como la CONADE y el Instituto del Deporte del Estado. Asimismo, marcas como Powerade me han estado poniendo atención y me han dado la oportunidad de participar en diferentes proyectos, que han sido gratas experiencias. A todos tengo que darles las gracias porque sin ese apoyo no estaría donde estoy.

Seguramente a lo largo de tu camino como gimnasta te has encontrado con comentarios que ponían en duda tu capacidad, ¿crees que un atleta exitoso, como tú, debe ser obstinado para lograr lo que quiere?La verdad es que soy bastante aferrada y siento que eso me ayuda, sobre todo en los momentos más difíciles.