10 secretos para una rasurada suave

Por eso, a continuación encontrarás tips de profesionales para deshacerte de la barba sin terminar con la cara irritada.

Ya sea que se posea una barba tupida, o sólo algunos vellos, la verdad es que todos los hombres que desean mantener un look pulido necesitan rasurarse. El problema es que muchos tratan de espaciar lo más posible este proceso debido a que su rostro sufre mucho durante él. La dermis masculina es gruesa y tiene muchas más glándulas sebáceas, por lo que requiere productos y procedimientos específicos para que el afeitado no sea una tortura. Así que toma nota de los siguientes trucos porque cambiarán tu rutina.

1. La preparación
A pesar de que este es el paso más importante, sorprendentemente, son pocos los hombres que le dedican el tiempo que se merece. Para empezar es necesario lavarse la cara con jabón y agua tibia, esto removerá el exceso de grasa y las células muertas. Si la grasa y las células muertas entran en contacto con la navaja del rastrillo, afectarán el filo y por lo tanto, será necesario pasarla más veces por el rostro para retirar el vello, con la consiguiente irritación. De hecho, lo ideal, siempre que sea posible, es tomar un baño antes de rasurarse pues el agua caliente abrirá los poros, ablandará el vello y será más fácil retirarlo.

2. La crema de afeitar
Cuando este producto es de buena calidad tiene una consistencia cremosa, no espumosa y es importante tener esto en cuenta porque una textura cremosa humecta la barba y por lo tanto, minimiza la fricción de la navaja. Evita la presentación en aerososl, pues contiene muchos químicos que resecan la piel. Lo mejor es buscar cremas que vienen en tubo porque eso garantiza su cremosidad; prueba Cremo Cream o Proraso (amazon.com). La técnica que los expertos usan para aplicar el producto es en movimientos circulares ascendentes. Por último, antes de proceder con el afeitado permite que la crema actúe en tu piel uno o dos minutos para sacarle el máximo provecho.

3. La navaja
Ya sea que uses un rastrillo desechable o una máquina de afeitar de modelo sofisticado, la navaja siempre debe estar perfectamente afilada. Si te arreglas todos los días es aconsejable reemplazarla cada cinco a 10 resauradas, dependiendo del grosor de tu barba.

4. La técnica
Una rasurada perfecta depende mucho de la manera en la que uses la navaja. Lo más recomendable es tomarte tu tiempo para hacerlo con calma. Asegúrate de que la navaja se deslice suavemente contra tu piel y evita usar demasiada presión, permite que la navaja haga el trabajo. De hecho, los barberos experimentados aconsejan evitar rasurarte en contra del nacimiento del vello (a menos que ya domines la técnica) por varias razones. Hacerlo de este modo eleva el riesgo de cortarse, lo cual es una de de las causas de los vellos enterrados. Asimismo, estos accidentes hacen a la piel más sensible y susceptible de infecciones e inflamación. Cada hombre tiene su propio patrón de crecimiento, si no estás seguro del tuyo, toma una tarjeta de crédito (o algo similar) y pásala suavemente por tu rostro rasurado de atrás hacia adelante. Si la tarjeta se desliza sin resistencia signfica que te rasuraste en el sentido correcto, es decir, en el sentido del crecimiento de tu barba. En cambio, si la tarjeta se atora, lo estás haciendo al revés.
Reaplica la crema de afeitar cada vez que sea necesario volver a pasar la navaja para retirar bien el vello. Recuerda que ésta nunca debe tocar tu rostro en seco, humedécelo todas las veces que sea necesario.

5. La zona del labio superior
Esta es una de las áreas más complicadas porque es muy sensible y la cortada más pequeña puede provocar mucho sangrado. Para evitarlo, llena de aire tus mejillas para inflarlas y expandir mejor la piel, así facilitarás el trabajo de la navaja. También puedes obtener el mismo efecto si usas tu lengua por dentro para empujar la piel del labio hacia afuera. A continuación, limpia el área con movimientos cortos y recordando enjuagar la navaja antes de cada uno.

6. El cuello
Aunque no lo creas es la parte más sensible, incluso más que la del labio superior, por eso, hay que dejarlo al ultimo, así la crema acturá por más tiempo sobre él y eso hará que el vello esté más suave. Algunos hombres prefieren dejar el labio al último, así que prueba para ver qué es lo que mejor funciona para ti. Para rasuarate el cuello echa la cabeza hacia atrás y tira hacia abajo la piel de la base de éste para que la navaja se deslice con suavidad; elimina el vello con toques cortos para reducir el riesgo de cortaduras.

7. El enjuague
Una vez que concluyas la tarea de rasurarte retira los restos de la cremaa de afeitar con agua fría para cerrar los poros. Seca tu piel dando toques suaves con una toalla, ¡recuerda! no debes frotarla. Algunos expertos sugieren enjuagarse con agua tibia y después aplicar un enjuague facial que contenga aceite de árbol del té por sus efectos calmantes para la piel, por ejemplo, Tea Tree Skin Clearing Facial Wash de Body Shop. Retira el enjuague facial con agua fría.

8. El aftershave
Rasurarse es un procedimiento muy agresivo para la piel, cada que lo haces retiras dos capas, por lo que es básico aplicar un buen aftershave para ayudarla a recuperarse. Evita los que están formulados con alcohol porque eso empeorará la irritación, en vez de eso, prueba los aftershaves que están hechos a base de laurel y ron. La diferencia entre éstos y los otros es que en los primeros abundan los químicos y los segundos contienen ingredientes naturales. Puedes encontrar en diversas tiendas on line este tipo de aftershaves de diferentes marcas como: Genuine Ogallala Bay Rum, Limes and Peppercorns, Grand Bay Bay Rum, Captain’s Choice Bay Rum o Barberry Coast Bay Rum Aftershave No. 28. Prueba a ver cuál funciona para ti.

9. El secreto mejor guardado
Se trata de un secreto de las abuelas pero en versión barbero antiguo y es conocido como piedra alumbre (alum block en inglés, que es como también se puede encontrar on line). Es una piedra con propiedades calmantes y aintispéticas que se humedece y se pasa por la barba después del rasurado. Es tan efectiva que notarás de inmediato la diferencia. Te sugerimos probar marcas como RAZZLEDAZZLE Alum Block, o Bloc Osma Alum Block que están disponibles on line. Después de usar esta piedra, enjuágala y déjala secar al aire libre para conservarla siempre en buen estado.

10. Consiente tu piel desde adentro.
Después de todos estos tips, que esperamos te sean útiles, tenemos una última sugerencia. Como ya dijimos, rasurarse es un proceso terriblemente agresivo, por lo que tu piel te agradecerá que le ayudes con una dieta rica en alimentos con vitamina A y C. La vitamina A le permitirá conservar su flexibilidad, mientras que la vitamina C, le ayudará a recuperarse mucho más pronto de la agresión.